Av. Valencia, 94. Castellón. Tel.: 964 213944.

Un local que lleva más de 40 años dando servicio a Castellón, y todo ese tiempo con la misma filosofía: Hacer las cosas bien. El trato es atento, como debería ser en todas partes; pero aunque a veces cueste estar pendiente de los clientes, aquí lo están.

Nada más probar la comida nos dimos cuenta de que estábamos en un restaurante que se preocupaba por la calidad. Se nota mucha diferencia entre una sepia sucia, que cuesta elaborar, pero cuyo sabor supera con creces a la de la sepia limpia. Las croquetas, a pesar de ser del día anterior, se notaba la mano casera del cocinero, y aún estaban crujientes. Besamel suave, con algo de nuez moscada y sobre todo carne, que muchas croquetas solo la huelen. Llegamos en mal momento porque cerraban ese mismo día y pillamos lo último. Si aún así estaba todo bueno, tenemos ganas de volver cuando el local lleve su curso habitual. Buena cerveza San Miguel, muy fría. Un pan correcto. Se complementa con aceitunas partidas. No hay un precio fijo para el almuerzo; cada uno pide lo que le apetece y puede variar entre los 5 € y los 8 €, depende de lo que se pida.

RESTAURANTE SORRIBES