Paseo de la Universidad, 48. Castellón. Tel.: 964 350681

Un local muy amplio con tres ambientes: uno dentro, práctico y cómodo, y una terraza con toques modernos y con sillas y mesas de toque antiguo, pero modernas, con óxidos y mezcladas con madera que a nosotros nos ha encantado. Las sillas de la terraza más exterior son más cómodas pero más feas y vulgares. La terraza del medio, la más bonita, tiene la opción de disfrutar del fresco, o, si hace calor, se puede bajar el toldo y poder disfrutar igualmente y dar siempre una imagen muy acogedora.

Para almorzar hay una gran variedad de bocadillos, incluso se los puede hacer uno al gusto. Nosotros optamos por los medianos, que cuestan 3 €, en vez de los grandes, que cuestan 4 €. Probamos el Verdet, el Cesar y el Planchao, que compartimos entre dos. El pan es de panadería, muy bueno, eso se nota, y es la base para empezar a hablar de un buen bocadillo. Luego está el gusto personal de cada uno, según los ingredientes. A nosotros no nos parecieron mal, aunque creemos que la gracia está en componértelos tú mezclando aquello que más te gusta. Nos lo sirvieron con unas aceitunas sevillanas normales y con una cerveza Mahou muy fresca y buena. Esta vez, ya que el sitio te lo ponía en bandeja, acabamos con sendos cafés granizados que también nos gustaron, aunque éramos conscientes de que subiría la factura. Sarna con gusto no pica. Un almuerzo se puede tener en este café por unos 5 € o 6 € y por más, si se quiere.

TRAM'S COFFE