La semana pasada nos fuimos a Galicia, más concretamente, a La Coruña, invitados por unos buenos amigos, Rosa y Antonio, o lo que es lo mismo, Porto Muiños, los reyes de las Algas en España.

Llevan unos 25 años en esto de los vegetales del mar, y nosotros los trajimos a Castellón hará unos 15 años cuando nadie, o casi nadie, entendía que las algas, eso que nos molestaba en verano cuando íbamos a la playa, se pudiera comer.

Porto Muiños ha conseguido hacer de este producto algo común, al menos en los grandes restaurantes de este país. En este viaje a Galicia, con Antonio y Rosa, Rosa y Antonio, hemos visitado uno de estos grandes restaurantes de nuestro país, en La Coruña, Alborada, De Iván Domínguez y todo su equipo en el paseo Marítimo Alcade Francisco Vazquez, 25. La Coruña. Tel.:981 929201.

Lo hemos visitado y hemos disfrutado mucho, incluso con algunos platos soberbios, que, cada vez, después de conocer tantos locales de calidad, es más difícil encontrar. Eso no quiere decir que no encontremos platos maravillosos, pero cada vez es más difícil encontrar platos fuera de serie.

El principio, no pudo ser mejor. Croqueta de salsa verde y merluza salpresa, impresionante esta especie de Niguiri de merluza con una croqueta bastante líquida y con algas, algo soberbio. Los  berberechos al natural con eneldo, muy buenos, se trata de buen producto.

Pan crujiente de maíz con crema de anchoas y perifollo. Muy sabroso y crujiente, un buen aperitivo.

Rabanito laminado, agripicante y sus hojas fritas. Un aperitivo refrescante.

Panes elaborados por Panadería Divina con cereales del país e hidratados con Auga Mareira Mantequilla de “Prestes” con Wakame Sal elaborada en casa por deshidratación de Auga Mareira. Sal elaborada en casa por deshidratación de Auga Mareira. Esto es impresionante. En Galicia, el pan se debería escribir con mayúsculas. Menos mal que ya no es solo aquí, muchos de los grandes hosteleros se preocupan por tener un buen pan en sus locales. Este pan, y todo lo que le acompañaba, ha sido todo una experiencia culinaria.

BUEY y licuado de zanahorias escabechadas. Una manera elaborada, sin perder  sabor del buey de mar.

VIEIRA DE GALICIA curada en kombu y cocinada a la brasa en su propia concha con caldo gallego. La vieira, por sí sola, está muy buena, pero aquí vemos un plato más mediterráneo, por lo menos en el concepto de mar y montaña, donde la vieira se baña por un caldo gallego. El conjunto es diferente, no está nada mal, pero supongo que habrá opiniones para todos los gustos.

ESPÁRRAGOS DEL ULLA recién cocidos, “Á FEIRA” y crema de avellanas tostadas. Los espárragos y su cocina de 10, increíbles. El pimentón es por lo de A ferira y el pulpo, pero el espárrago está tan impresionante, que en mi humilde opinión, y respetando la decisión del cocinero, lo serviría sin pimentón, ya que este le quita algo de sabor a un espárrago que es de 10.

FABAS de LOURENZÁ con crema de almejas y ramallo de mar. Unas alubias con algas y almejas, muy suaves, y con una textura de pura mantequilla en la boca.

 

RAPE lañado, salsa de pimientos encurtidos y hierbas de litoral. No creo que nunca vuelva a probar un rape como el que he probado en Alborada. Este plato no es de 10, sino de 11. Tiene una textura más tersa de lo normal, pero a la vez tierna, y mantiene el sabor. Aquí es donde se ve lo que puede hacer la tradición en restaurantes de cocina moderna. La técnica que Iván utiliza es muy antigua, pero eficaz cuando se domina y se moderniza. Es simple, pero hay que saber.

ARROZ meloso de ortigas y ortiguillas, flor de toxo. Un arroz meloso, prácticamente al dente, colorido y sabroso.

COCHINILLO CELTA y MORENA. Un mar y montaña de productos muy gallegos y sabrosos a la vez, con muchas similitudes, por ser grasos y sabroso que Iván nos presenta muy bien. Otro gran plato.

FRESAS CASCARILLA. Este postre nos encantó, muy refrescante, nada pesado y genial para acabar una comida.

LAMBISCADAS CHOCOLATE y CAFÉ. Un postre suave y nada pesado, más dulce que el anterior.