😷🤧 Es una pena que nuestro gobierno, después del ejemplo Italiano, no se haya despertado de su letargo y haya tomado medidas más adecuadas antes. No importa la ideología, eso ahora es lo de menos, lo importante es lo que las personas no son capaces de ver, ni el miedo a tomar decisiones cuando todos las esperamos.

Algunos hosteleros se han adelantado a lo que parece inevitable y que ocurrirá en breve.  Seguro que hay más, pero la información que me ha llegado hasta ahora a mí es que el Grupo Guindilla ha cerrado todos sus locales, que son muchos, y la Alqueria de Ráfales cerca de Morella, también ha cerrado. Un acto que les honra y que agradecemos. No solo por evitar aglomeraciones en sus locales y pensar en todos, sino porque también piensa en sus propios empleados.

Es increíble que todavía, hoy viernes, se hayan mantenido muchos colegios abiertos. También es increíble que ayer una señora fuera cogiendo y dejando verduras en un supermercado, mientras hablaba con el móvil y recibía la reprimenda de la empleada. Su respuesta fue dejarlo todo en su sitio otra vez, (poca conciencia colectiva y poco pensar en los demás) ir a por un guante y coger otras verduras. Increíble pero cierto, le dio exactamente igual.

En Madrid han mandado a la gente a casa y muchos se han venido a sus casas de verano que tienen en nuestra comunidad. Viva la responsabilidad de algunos. Evidentemente, han aumentado los casos aquí. Estoy seguro de que, ahora mismo, se está más seguro en China que en España, aunque solo sea porque los chinos, y orientales en general, son personas mucho más responsables y piensan más en los demás que nosotros.

He tenido la suerte de viajar a China y a Japón y de ver gente con mascarillas siempre que he viajado allí. Cuando pregunté, me sorprendió la respuesta, ya que no era por miedo a contagiarse de nada, sino por estar enfermos y proteger a los demás de un posible contagio por su parte.

A ver si nos ponemos todos las pilas y seguimos los consejos que se nos dan. El artículo se nos había quedado sin publicar y, obviamente, se ha quedado anticuado ya que se han tomado medidas y muchos otros han seguido el empleo antes de dichas medidas. Pero los primeros son los primeros.