La Diputación de Castellón y la Generalitat Valenciana unen sus fuerzas en favor de la gastronomía de Castellón.

 

Por favor, que se tome ejemplo de este acto. En primer lugar, porque teniendo los aceites tan buenos que tenemos y a uno de los mayores expertos de este país, Miguel Abad, es una pena que todos los restaurantes no tengan aceite de primera calidad en sus establecimiento. Me consta el trabajo que está haciendo Castelló Ruta de Sabor de Sabor. En segundo lugar, porque da gusto ver cómo dos instituciones con ideologías diferentes se ponen de acuerdo para luchar por una misma causa beneficiosa para Castellón. A ver cuando aprenden el resto de políticos, toman ejemplo de este acto y piensan más en los ciudadanos y menos en sus poltronas. No debe costar tanto unir fuerzas por el bien de la sociedad y ponerse de acuerdo, en vez de estar siempre tirando por tierra lo que hacen los que estén en ese momento, sea quien sea.

Un 10 en todo por este acto y por la forma en la que se ha hecho. Y un 10 a Miguel Adad por todo lo que sabe y hace por el aceite en nuestra comunidad; a Mari Paz Aguilera por la cata extraordinaria y muy clara que nos impartió; a Ester Labaig porque siempre nos acoge de manera exquisita; a los dos políticos presentes; al diputado Pablo Roig y a Juan Llantada de la Generalitat Valenciana por su colaboración con el turismo y la gastronomia de nuestra provincia.