C/ Severo Ochoa, 21. Vall D’Uixó. Tel.: 964 053718

 

El Pecat se ha convertido en 10 años en todo un referente, no solo en la Vall, sino también en Castellón. Lo digo porque quien no lo conozca, estaría bien que se pasara por allí y probara sus menús diarios, sus tapas o su carta, las tres maneras de disfrutarlo. Nosotros, lo último que hemos hecho es acercarnos a probar el menú que homenajea platos y vinos que, de alguna manera, han sido importantes para ellos durante estos 10 años.

Empezamos con Nuestra Tosta, una tosta refrescante y sabrosa de aguacate, atún marinado y mango maridado con un Mina Verdejo de Matarromera.

Seguimos con las croquetas de ajoarriero con un toque especial de ajoaceite de miel y el crujiente de costillar en all i pebre, de los que tenemos muy buenos recuerdos por ser dos de esos entrantes con los que hemos disfrutado en muchas ocasiones.

No podía faltar la alcachofa de foie y langostinos con muselina de almendras, uno de esos platos que los clientes de el Pecat se niegan a perder.  Todo ello lo maridamos con un Nivarius Blen fermentado en barrica de Rioja .

Como plato fuerte de pescado, un bacalao contundente con parmesano y cebolla que tomamos con un Abadía retuerta selección especial de D. O. Tierra de Castilla.

La carne no podía ser otra que el rabo de toro deshuesado con manzana y foie, otro clásico de la casa, que se deshace en la boca, por la ternura y la sutileza de la mezcla y que acompañamos de un Matarromera crianza de Ribera del Duero.

El postre, un tatín de hogos y helado de vainilla, lo tomamos con el café. El servicio, como siempre, serio y profesional. Todo ello por 30 €, maridaje incluido.