👨‍🍳 Esta sidrería gastronómica tan especial —con el sello del chef con estrella Michelin Jaime Uz— revisa las recetas de siempre para convertirlas en propuestas únicas. 🍾🍾🍾

  

Su espectacular e inédita selección de sidras y sus atractivas y originales propuestas culinarias son las claves del éxito de la pista imprescindible de la temporada.

 

Asturias, junio de 2019. La sidrería gastronómica LENA (Cervantes, 2. Villaviciosa. Tfno. 984 83 31 97. www.sidrerialena.com) es un auténtico templo moderno de la sidra y la mejor gastronomía asturiana. A pesar de su “juventud” (acaba de cumplir un año), ya ha sido recomendada en las guías Michelin y Repsol.

Como explica su creador, el chef Jaime Uz (quien cuenta con una estrella Michelin y un sol Repsol en su restaurante Arbidel), gran parte del éxito reside en lo bien que se ha entendido el concepto, con ambientes diferenciados (llagar, sidrería, comedor y terraza exterior–una gran opción ahora que ya ha empezado el buen tiempo) y ese atractivo giro gastronómico que da a las sidrerías tradicionales. Porque Lena es una sidrería moderna que aúna dos puntos fuertes infalibles: una cocina de fantástica, calidad y una gama amplísima de sidras, muy difícil de encontrar.

En esta carta de sidras tan especiales se pueden encontrar 26 referencias distintas, una impecable selección que apuesta tanto por las sidras de la  DOP Sidra de Asturias como por otras procedentes de denominaciones tanto nacionales como internacionales.

Entre las opciones se pueden encontrar sidras tradicionales, espumosas, filtradas, de hielo… ¡incluso preparan cócteles con sidra! Ejemplo de ello es el Lena Fizz, el favorito de la clientela, elaborado con compota de manzana de sidra, Alquitar del obispo, un poco de ginebra, un top de sidra Pomarina y un toque de lima. Propuestas que se adaptan a todos los gustos y maridajes, como cuenta Alexis Hernández, jefe de sala.

Otro de los grandes atractivos de Lena es su sabrosa y cuidada cocina asturiana, que se basa en las recetas de siempre pero con un guiño fresco y creativo que la convierte en una propuesta de lo más genuina.

Ejemplo de ellos son platos como la cremosa Tortilla de merluza con pil-pil, la Ensaladilla con centollo, el delicioso Cochinillo rustido, boniato asado y piña o los sabrosos Pulpitos guisados con patatas y manitas. Y, por supuesto, como no podía ser de otra forma, uno de los platos que han “revisado” es el cachopo, el plato de la cocina asturiana del que todo el mundo habla. Aquí preparan dos exquisitas versiones, una del mar y otra de la montaña, pero ambas están para volverse loco y no parar de comer: el Cachopo de jamón ibérico de bellota, guiso de boletus, queso Vidiago, ternera asturiana y pimientos confitados y el Cachopo de merluza de pincho, queso asturiano, manzana Granny Smith, jamón ibérico de bellota y salsa marinera, ambos con rebozados finos y crocantes.

Los más golosos disfrutarán a lo grande con postres como el Frixuelo relleno de queso, toffee caliente y sorbete de sidra o las Frutas cítricas y el sorbete de guindas, que son el broche de oro perfecto a cualquier almuerzo o cena.

David Castroagudín, el jefe de cocina, explica que se da mucha importancia a los productos de temporada, y suelen tener tres platos fuera de carta que van cambiando a menudo, algo que, según cuenta, divierte a la clientela que vuelve una y otra vez para ver “qué se cuece” en este templo de la  sidra y la gastronomía asturiana.

Lena también cuenta con una cetárea de marisco vivo, una zona para preparar carnes a la brasa y un divertido corner de productos gourmet: latas de conservas, jamón al corte… y, por supuesto, sidras para llevar. ¡Sobran los motivos para que esta sidrería gastronómica moderna se convierta en la pista imprescindible de la primavera!

El precio medio de la carta es de 30 €, y el horario de cocina es de 13.30 a 16.00 y de 20.00 a 23.30. Cierra por descanso las noches de los lunes y el martes día completo.