Glorieta del Emperador Carlos V, 8. Madrid. Tel.: 91 5286966

Es posible que hace muchos años, en mi época de estudiante, parara yo por este lugar. Esta vez, la tentación de probar algo tan famoso y el saber que en la estación los precios se disparan, me decidió a pedir un bocadillo de calamares de El Brillante. Había dos opciones una baguette entera, que era poco más de un palmo, por 6 €, o una mini, que era la mitad, por 3,5 €. Me decidí por la mini, llena a rebosar de «calamares» y los pongo entre comillas porque si eran calamares, eran congelados, y con el único sabor de aceite de refreír muchas veces, pero eso sí, crujientes. El pan era de ese que se termina en los locales, del más normal de todos. Para mí, una decepción, aunque hay gente para todo y opiniones de todo tipo y seguro que hasta les parecen maravillosos. Y encima, en la estación los bocadillos eran más baratos, y el pan, aunque también de los precocinados, tenía más buena pinta.