RUBIELOS DE MORA, EL «PIRINEO VALENCIANO»

A principios de los 90 conocimos esta zona de Teruel, que tanto nos gustó, y lo publicamos en el Suplemento Semanal donde, en aquel entonces, empezamos a trabajar en esto de la gastronomía y firmábamos como Antonio Sicre. Cuando hablamos con los hosteleros, nos dijeron que su mayor clientela no venía de Aragón, sino de la Comunidad Valenciana. Por eso empezamos a hablar del «Pirineo Valenciano».

Ensalada

Veinticinco años después, volvemos a publicar un artículo de viaje sobre este magnífico pueblo que ha sido el último «pueblo ejemplar» de nuestro país. Rubielos tiene más hoteles que cuando fuimos, y los que estaban han mejorado. El Hotel de Montaña Rubielos de Mora, donde nos hospedamos, sigue teniendo su piscina, sauna (estaban reparándola) y jacuzzi cubiertos, han amplio su gimnasio y tiene varias pistas de pádel. Se trata de un hotel sin muchos lujos, pero con comodidades suficientes para pasar un fin de semana o unas vacaciones en familia muy agradables. Es cómodo y funcional y sus empleados son muy atentos.

Callos con garbanzos

Los desayunos son tipo bufet, y algo que llama la atención positivamente es que el zumo de naranja es natural y recién exprimido, y la fruta del tiempo. Tienen zumos de bote de calidad, porque hay muchas personas a las que no les gusta la fruta, ellos se lo pierden. El embutido es de la zona y, como el queso, son de calidad. Las cenas y comidas son para elegir entre 4 platos de primero, segundo y postre, y tienen una buena relación calidad precio.

 

Lubina al horno con verduras

La mejor opción es coger una habitación doble a media pensión. Sale por unos 100 € la pareja con todo incluido: desayuno, comida o cena y uso de las instalaciones. Nosotros cenamos en el hotel y fuimos a comer a otro hotel que está en la plaza del centro de pueblo. El Hotel Los Leones lo regente Manolo, que también trabajó en el Hotel de Montaña y que lleva 18 años en su propio negocio. También lo hemos publicado varias veces como hotel y por su comida.

Medallón de cerdo con salsa

Como hotel es de lo mejor de la zona, pero para ir con niños o gente joven nos ha resultado más practico del de Montaña. Su comida nos ha encantado, ha mejorado desde la última vez, que ya lo hacían bien, eso es buena señal. El menú cuesta 25 € pero incluye vino de Rubielos que está muy bien, buena relación calidad precio, agua y dos opciones para elegir de cada plato. Como éramos varios, lo probamos todo. El pan, muy bueno y, como ya hemos dicho, el vino tinto Rubus, muy buena calidad precio para un vino joven, nos gustó.

Pollo al curry

Empezamos con un milhojas de morcilla y unos pimientos del piquillo rellenos de perdiz escabechada muy gustosos y bien confeccionados. Seguimos con un Ternasco de Cordero de la zona (El Ternasco de Teruel tiene D. O.) que estaba muy bien cocinado, nada seco y muy sabroso y presentado dentro unos cucuruchos con un toque de romero y un puré de patatas compacto y sabroso. El pescado que nos ofrecieron ese día fue un bacalao poco hecho, que se deshacía en láminas, como debe ser, con una patata y unas verduras como base y una mousse de ajoaceite, todo un clásico del bacalao, pero hay que hacerlo bien y este lo estaba. Los postres también estaban bien, contundentes y con mucho sabor, uno de higos y el otro de chocolate, que disfrutamos con un buen café de tueste natural.

Bacalao con mousse de ajo

Pimientos del piquillo rellenos

Postre de higos

Para completar la experiencia Rubielos os recomendamos Aventura Activa para todo tipo de aventuras de la zona, teléfono: 606 039180 (Fede).

Para más información y ver más fotos:

www.hotelrubielos.com

www.losleones.info