Av. Villareal 96, Castellón.

Este local que ya hemos sacado alguna vez se acaba de trasladar no muy lejos de donde estaba en la Gran Vía. Ahora está en la avenida que hay más hacia la Salera. El local es un poco más amplio que el que tenían, pero lo importante es que siguen haciendo las cosas muy bien. Nos encanta este sitio, porque sus almuerzos son de mucha calidad. Su baza más importante son los guisos, algo que no importa calentar en un microondas. No es como calentar un boquerón o un calamar frito, que es tremendo si lo volvemos a calentar, queda gomoso y blando. En cambio, los guisos quedan bien. Aquí, además de guisos se puede degustar embutido a la plancha, buenas tortillas y alguna cosas más. Pero los guisos son de primera, y por mencionar algunos de los que me acuerdo ahora, hablaré del último que me comí que era de lengua de vaca, pero recuerdo uno rabo de toro o de conejo, que casi siempre se acaba pronto; callos con tomate o la carrillera de cerdo entre otros platos que merecen mucho la pena una visita a este lugar de almuerzos y mucho más, eso sí, acompañado de una buena San Miguel bien fría.

gargallo