C/ Picasso, 10. Castellón. Tel.: 637 733101

Este local ya lo hemos sacado en el blog en varias ocasiones porque nos gustó y, además, se mueve muy bien en los sitios Web y a través del móvil. De esta manera, uno no recibe puntual información de menús y ofertas que siempre las hay. El local es grande y su dueño tiene sentido del humor, que en los días que corren, está muy bien.

Siempre hay alguna sorpresa en la barra, la entrada o en el baño, pero no digo más, vayan y vean. Alberto es un tío eficiente, guerrero, trabajador, innovador, y se le nota que disfruta con lo que hace. En la barra tiene muchas cosas para almorzar, y también te puede hacer uno o medio bocadillo, que en alguna ocasión ya hemos dicho que están muy buenos, y eso es porque el pan es bueno y porque los hace originales.

Tortillas de patata, patatas, carnes, morcillas y longanizas, lomo, guisos… Pero también cambia de vez en cuando algunas de las tapas. Nosotros nos inclinamos por un revuelto que no estaba mal; un guisado de longanizas, morcillas y chorizo con tomate, un clásico, y un poco de verdura y pimientos fritos. Lo acompañamos con una cerveza, unas aceitunas en vinagre que también nos gustaron y un buen pan. El precio es variable dependiendo de lo que se pida, pero incluye también el café o infusión. Medio bocadillo con bebida y café, 4,5 €; bocadillo entero, 5,5 €. El plato cuesta 6 € con todo incluido, y si es grande, 7 €. Hay un almuerzo para los que se cuidan a base de cocciones y productos muy naturales por 6 €, y por 1 € más se le añade a cualquier almuerzo un licuado de verduras y fruta fresca.