Buen tamaño de trozo de tortilla de patata con cebolla. La cebolla es muy fina, muy hecha y no se nota en la textura, pero si ese toque dulce que produce y que a unos gusta mucho, nosotros entre ellos, y otros no pueden ni ver. Por eso en este local puedes elegir entre tortilla de patata con o sin cebolla. Tiene bastante huevo y no queda cuajadado del todo dando esa sensación de jugosidad. La patata está bien frita y no hay exceso de aceite. Se sirve con unas aceituas partidas mezcladas con negras arogonesas. El pan no está mal, crujiente y la cerveza es una jarra más que una caña. Tiene un amplio local y terraza. Precio 4 €.