Calle del Músico Pascual Asensio Hernández, 32. Castellón. Tel.: 964 744418

🥖🌶🍄🍳🍻 Nos hizo mucha ilusión entrar en uno de esos bares que habían sido referencia en nuestra adolescencia en Castellón. Muchos años viviendo en otros lugares y sin volver a entrar en este lugar que lleva abierto unos 60 años bajo la batuta de la misma familia. Un local con mucha solera.

Nosotros nos inclinamos por una tortilla de berenjena que, para nuestro gusto, estaba excesivamente aceitosa. Tengo que decir que todo lo que tomamos estaba con poca sal y eso nos encanta porque lo puede comer todo el mundo y porque a nosotros nos gusta todo sin exceso de sal.

Las croquetas de bacalao geniales, con su sabor y una textura prieta, pero sin tanta sal como encontramos en otros locales. Los pimientos, lo mismo, bien hechos, poca sal y demasiado aceite, pero aquí molesta menos que con la tortilla.

Lo que pasa es que para gustos, colores y si a sus clientes les parece bien, eso es lo que importa, aunque no nos guste a nosotros. La morcilla de cebolla era buena, fina y sabrosa, sin exceso de especias.

Una cerveza Alhambra bien fría y un pan correcto acompañaban a unas aceitunas sevillanas normales sin más. No pedimos café ni poleo y nos costó 4,90 €.