Av. Marqués de Benicarlo, 30. Benicarlo. Tel.: 615 284844

Un local muy grande y con sitio en la terraza, frente al puerto, con solera y muy marinero. Guisos caseros de pescado y carnes. Consejo con caracoles, ragú, pescadito frito, sepia a la brutesca, callos, morro, chipirones rebozados… Mucha variedad, según se dé, y platos llenos.

Nosotros estuvimos dos veces. La primera pedimos pescaditos fritos, incluido algún salmonete y un trozo de bacalao, la segunda les dimos a elegir y nos sacaron sepia con ajo y perejil y chipirones rebozados. Todo bien, pero nos quedamos, sin duda, con los pedacitos del primer día, aunque sabemos que a mucha gente le encanta la fritanga con harina. Incluyen unas aceitunas, en nuestro caso, negras, mezcladas aragonesas y perlas del Guadalquivir de bote, un plato con cebolla y en algunas mesas vimos que había cacahuetes. El pan está bueno y la cerveza, fría, o vino con gaseosa. Incluyen café, caramillo o infusión, y el precio es fijo, 6 €.

Sus empleados son ágiles y rápidos y, si se tercia, a veces, con el café te sacan unas pastitas también, pero como ellos dicen, «si quedan». Un local que merece mucho la pena. Quedan 2 locales más para llegar a los 100, y hay sorpresa.

 

Dos platos de dos días diferentes